Como funciona el Reiki a Distancia

reiki a distanciaReiki a distancia es una técnica que nos permite enviar energía curativa a personas que estén en cualquier parte del mundo. También podemos enviar esta energía curativa a eventos del presente, del pasado y del futuro. Esta terapia es para las personas que no pueden o no desean tener las terapias presenciales.

El sanar a distancia significa usar y canalizar la Energía Divina, de la naturaleza, del universo, para sanar, curar, recuperar y aportar en el equilibrio de una persona. Este tipo de sanación no es nueva, sin embargo es un arte que recientemente ha sido comprobado científicamente. Existe una cantidad enorme de información de cómo estamos conectados y cómo cada uno tenemos un campo magnético similar.

A través de este campo magnético como un puente podemos enviar mensajes energéticos de una forma vibracional y magnética.

Las investigaciones muestran que en un campo magnético puede tener influencia y hacer cambios en otro ser vivo similar aún cuando estén separados por cierta distancia.

El Reiki a distancia es muy semejante al Reiki en persona, se actúa en el aura y chakras e igualmente se retiran bloqueos energéticos o desequilibrios en los distintos niveles. Se realiza una sanación a distancia cuando la persona que la solicita, por diversos motivos, ya sea de salud o por no poder trasladarse, no se encuentra presente junto a un sanador.

En cierta forma es muy similar a la oración, pues se ha comprobado que los rezos tienen un efecto similar, llevándo al cuerpo un estado de equilibrio que puede crear por ende un estado de salud.

Cabe mencionar que somos seres energéticos y multidimensionales y que la energía no tiene tiempo ni espacio (recuerda que el tiempo es un invento del hombre).

En una terapia de Reiki a distancia, el terapeuta llama directamente la energía de la persona que se quiere sanar.

No olvides que nuestra energía es multidimensional y que los resultados de una sanación a distancia son tan efectivos y exitosos como la sanación personal.

El teléfono, la televisión por cable e internet usan frecuencias de energía que no podemos ver. La electricidad en nuestros hogares hace lo mismo, al igual que una radio. Todos estos deben ajustarse a la frecuencia particular en la que operan para funcionar. Todos ellos tienen formas de ajustar el flujo de energía incorporado para que podamos encenderlos, apagarlos o usarlos de otra manera.

El Reiki a distancia funciona de la misma manera. Es energía que debe ser “ajustada” a la persona a la que se envía. Una vez que esté “sintonizado”, fluirá a través de las corrientes de energía que existen de forma natural, de la misma manera que lo hace la señal de un teléfono o la señal wifi. La distancia no es un problema, así como tampoco lo es para Internet o las comunicaciones telefónicas. La energía que nos rodea lleva todas estas energías al receptor previsto.

Puede ser un concepto difícil de entender, el hecho de que nuestros pensamientos, intenciones y emociones son energía. Sin embargo, la mayoría de la gente puede sentir que sus emociones crean una sensación de energía en el cuerpo. También pueden entender que las terminaciones nerviosas y la médula espinal ayudan a transportar estas energías por todo el cuerpo. Si das un paso más, puedes ver la relación entre nuestros pensamientos y nuestras emociones.

Desde allí, no es un gran salto para ver que nuestros pensamientos y emociones tienen un efecto en nuestras percepciones y las personas que nos rodean. ¡Estas cosas realmente cambian nuestro entorno! Es todo energía.

Teléfonos, internet, radio y televisión también nos parecen cosas normales. Pero para alguien que nunca los ha experimentado, al principio parecen misteriosos e irreales. Algunos incluso pueden estar asustados por ellos, hasta que los hayan experimentado. Lo mismo pasa con Reiki y otras técnicas de medicina energética.

Como siempre, experimentar Reiki de primera mano es lo mejor para aclarar cualquier duda.

Si te gustó esta nota, compartila! 🙂