El Reiki y los Chakras

El Reiki y los ChakrasLos chakras son unos puntos energéticos que están recibiendo energía continuamente y canalizándola hacia nuestro cuerpo.

Para entender su funcionamiento debemos diferenciar entre el cuerpo físico que todos conocemos y el cuerpo etérico, un cuerpo energético de una vibración muy fina que envuelve totalmente el cuerpo físico.

La localización de los chakras en el cuerpo etérico corresponde a la localización de las glándulas endocrinas en el cuerpo físico.

Ambos cuerpos se interconectan a través de la corriente de energía.

El cuerpo etérico absorbe niveles muy finos de energía del ambiente y traspasa esa energía a través de los chakras al cuerpo físico, por medio de las glándulas endocrinas.

El sistema endocrino controla el equilibrio hormonal del cuerpo y tiene un efecto directo sobre las emociones. Así podemos decir que si el sistema de chakras está en desequilibrio también lo estará el sistema endocrino.

En caso de enfermedad o desequilibrio emocional estos centros energéticos pueden quedar bloqueados. Con el reiki podemos trabajar para devolverles el equilibrio y para armonizar el cuerpo etérico o energético.

La energía reiki se absorbe por el cuerpo etérico y el físico simultáneamente, creando un equilibrio en los chakras y en el sistema endocrino, mejorando progresivamente toda la parte emocional.

Cada uno de los chakras tiene una función específica que corresponde a diferentes tipos de emociones.

Todos los chakras son de igual importancia, de tal manera que si uno está en desequilibrio todos los demás, en mayor o menor manera, también lo estarán.

¿Qué hace el Reiki a los Chakras?

En un tratamiento de Reiki lo que ocurre es que se abren o desbloquean los chakras para re-equilibrar el flujo de la Fuerza Vital Universal en todo el cuerpo y permitirles girar a todos juntos en sintonía.

Cuando todos los chakras están vibrando al mismo ritmo y con la misma radiación, estamos estimulando el sistema inmunológico de nuestro cuerpo y las habilidades naturales de curación del mismo.